Palma de Mallorca 23/05/2019

Los clubes náuticos consideran necesaria la mejora de las instalaciones del Club Marítimo Molinar
19 de Noviembre de 2013
La Asociación de Clubes Náuticos de Baleares (ACNB) considera necesaria la remodelación del Club Marítimo Molinar de Levante para garantizar su supervivencia y recuerda que se trata de una entidad histórica, cuyas raíces se remontan a la segunda década del siglo XX, que a lo largo de sus 96 años de vida ha sido un ejemplo de integración en su localidad, de fomento del deporte y de servicio a sus socios.

La situación actual del Club Marítimo del Molinar, formado por 250 socios y que cuenta con 50 licencias federativas de vela, es insostenible, ya que no puede garantizar la seguridad de las embarcaciones que acoge. En este sentido, no puede contemplarse otra opción que no sea la de mejorar las instalaciones y adaptarlas a la realidad actual.

El proyecto básico de ampliación presentado por la actual junta directiva del club a la Autoridad Portuaria pretende que la explotación del puerto y la venta del derecho de uso de los amarres cubran el coste de la obra, por lo que en ningún caso puede hablarse de operación especulativa. Su presidente, Rafael Vallespir, ha dejado claro que el objetivo principal de la ampliación es mantener activa una entidad que forma parte del patrimonio cultural marítimo de Mallorca y conservar su carácter eminentemente social y vecinal.

La Asociación de Clubes Náuticos de Baleares entiende que el proyecto definitivo ha de dar solución técnica a los problemas del puerto (situado sobre una rompiente y cuyo calado máximo apenas supera los 1,5 metros) sin perjudicar al medio ambiente, por lo que hace un llamamiento a los diferentes agentes afectados (clubes, asociaciones vecinales, organizaciones ecologistas e instituciones) para que sean realistas y no ignoren las consecuencias nefastas que podría tener la caducidad de la concesión del Club Marítimo Molinar en 2018 y su salida a concurso. En ese caso los proyectos presentados sí podrían provenir de empresas especulativas y contemplarían, sin duda, obras de mayor envergadura que la planteada por el Club Marítimo.