Palma de Mallorca 22/10/2019


• Lamentan el absoluto desconocimiento sobre la mar de los autores del texto al pretender que barcos pequeños fondeen a 35 metros de profundidad
• Advierten de la intención de algunas empresas portuarias conocidas por su morosidad de crear marinas encubiertas en los campos de boyas

La Asociación de Clubes Náuticos de Baleares (ACNB) desaprueba el modo en que el Govern de les Illes Balears, a través de su conselleria de Medio Ambiente, pretende regular el fondeo de las embarcaciones recreativas en el litoral del archipiélago y advierte de que algunas de las medidas que han trascendido sobre la futura normativa autonómica en esta materia atentan contra los derechos básicos y la seguridad de los navegantes, y disuaden a los turistas náuticos de recalar en nuestras costas.

En primer lugar, la ACNB lamenta que Medio Ambiente haya dado a conocer las líneas básicas de un decreto sobre fondeo sin realizar ningún tipo de consulta con el sector náutico. Lo disparatado de algunas normas reveladas a los medios de comunicación (como la prohibición de fondeo a menos de 35 metros de profundidad para barcos de más de 12 metros de eslora) induce a pensar que pueda tratarse de un globo sonda, si no de una broma. En cualquier caso, es muy preocupante que semejantes ocurrencias puedan llegar a plasmarse en un texto legal, si quiera en un simple borrador, pues demuestra un desconocimiento absoluto del medio marino.

La ACNB, como representante de sus miles de socios navegantes, insta al Govern balear a que descarte la aprobación de este decreto absurdo y, dado que ha sido la fuente que lo ha dado a conocer, a que manifieste públicamente y de manera notoria su intención de no sacarlo adelante, con el fin de evitar que los turistas náuticos que han planeado pasar la temporada en Baleares no busquen otros destinos menos conflictivos en el Mediterráneo. Es mucho lo que está en juego.

Los clubes náuticos de Baleares apuestan por la sostenibilidad y la protección del medio ambiente y el litoral, como así lo demuestran los numerosos reconocimientos a su gestión. También son partidarios de la regulación del fondeo en las zonas portuarias y de una normativa razonable. Por ello desean advertir a la opinión pública acerca de los oscuros intereses que se ciernen sobre los fondeos en las calas y áreas de abrigo de la costa balear, y la pretensión de algunas empresas privadas de crear puertos deportivos encubiertos con campos de boyas bajo el pretexto de salvar la posidonia.

Es un sarcasmo que los mismos empresarios que han arruinado la náutica y desalojado a entidades históricas de sus concesiones ofreciendo cánones que luego no pagan –como se ha visto recientemente con la morosidad de la Autoridad Portuaria– se erijan ahora en adalides de la defensa del medio ambiente y pretendan obtener jugosas concesiones del Govern para instalar boyas. Es crucial que la administración ponga freno a este plan de creación de marinas encubiertas antes de que sea demasiado tarde, como por desgracia ha ocurrido en numerosas instalaciones portuarias que hoy lastran con su falta de seriedad a un sector que debería ser estratégico para Baleares.

Por último, la ACNB reclama al Govern balear una mayor coordinación en las políticas que afectan a la náutica. No se puede entender que la Conselleria de Turismo, tanto a través de su titular, Sr. Carlos Delgago, como de su máximo representante en la empresa pública Ports IB, se comprometan a apostar por la náutica como dinamizadora de la oferta turística en Baleares, mientras la Conselleria de Medio Ambiente se saca de la chistera un decreto que perjudica de manera escandalosa a la imagen de Baleares y abre la puerta a la especulación en las zonas de fondeo. La coherencia en la política náutica y portuaria no es una opción, es un imperativo.

Con todo, los náuticos y marítimos de Baleares confían en que, al final, se imponga el sentido común que caracteriza las acciones del conseller de Agricultura y Medio Ambiente, Sr. Gabriel Gabriel Company, y el decreto no se materialice. El sector náutico ha aguantado mejor que otros los duros embates de la crisis económica y no sería lógico que un error echara por tierra el buen trabajo llevado a cabo por las entidades náuticas y portuarias desde hace décadas.

Sobre la Asociación de Clubes Náuticos

La ACNB representa a 24 entidades portuarias sin ánimo de lucro y a unas 15.000 familias asociadas en todo el archipiélago balear. Los clubes promueven los deportes náuticos, la cultura del mar y son dinamizadores sociales de sus municipios. Los beneficios que obtienen de la gestión portuaria son reinvertidos en la mejora de sus instalaciones y en el fomento de deportes como la vela, el piragüismo y la pesca.